La 38ª reunión de la Conferencia General de la UNESCO se inauguró hoy con la vista puesta en el futuro. La reunión bianual del órgano de gobierno de la UNESCO marcará el rumbo de la Organización y revisará su programa y sus políticas para adaptarlos al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible para 2030 (ODS), adoptados en Nueva York el pasado mes de septiembre.

Durante la reunión, que terminará el 18 de noviembre, la UNESCO recibirá a numerosos jefes de Estado y de gobierno, que acudirán para celebrar el 70ª aniversario de la Organización y un Foro de Líderes.

La sesión de la mañana de la Conferencia General, que reúne a los 195 Estados Miembros, estuvo marcada por la admisión de Monserrat como 10º Miembro Asociado de la UNESCO. Otro momento destacado fue la visita de Haakon, príncipe heredero de Noruega, que destacó que el papel y el mandato de la UNESCO son hoy tan importantes como hace 70 años.

 

“El mundo hace frente hoy a la mayor crisis de refugiados desde la Segunda Guerra Mundial. Hay sesenta millones de personas huyendo de guerras y conflictos, tenemos la responsabilidad compartida de actuar”, dijo el príncipe Haakon. “Hoy como hace 70 años, la UNESCO detenta una posición excelente para aunar esfuerzos y fortalecerlos”, añadió.

El presidente saliente de la Conferencia General, Hao Ping, viceministro de educación de China, reiteró el compromiso de la UNESCO de alcanzar los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible y mencionó “el papel irremplazable de la UNESCO en la construcción del diálogo y de la paz […] El diálogo en pie de igualdad entre todos los países y civilizaciones es más importante que nunca”, aseguró, ya que “el mundo actual está pasando por un periodo de cambio y reorganización”.

Mohamed Sameh Amr, presidente del Consejo Ejecutivo de la UNESCO y embajador delegado permanente de Egipto en la Organización, se hizo eco de esta afirmación y habló de las “profundas transformaciones, no solo en términos sociales, sino también en todas las áreas de actividad y en el mandato de la Organización. Amr pasó revista al papel de la UNESCO en el ámbito de la educación, las ciencias, la cultura y la comunicación e hizo especial hincapié en la importancia de la labor de la UNESCO en la lucha contra el flagelo del extremismo, “que debemos cortar de raíz, en particular mediante la educación”.

La Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, proclamó su compromiso renovado con los principios fundadores de la institución setenta años después de su creación:

“La UNESCO nació de la idea de que, para ser duraderos, la paz y el desarrollo deben estar profundamente arraigados en los corazones y las mentes de los pueblos. Esta convicción permanece intacta y debe guiarnos en un mundo en mutación”, dijo.

Por la tarde, los delegados eligieron a Stanley Mutumba Simataa, viceministro de información y tecnología de la comunicación de Namibia, presidente de la 38ª reunión de la Conferencia General.

“En estos tiempos difíciles, la UNESCO debe llevar perspectivas y esperanza a los pueblos del mundo a través de la educación, la tolerancia, la democracia y los derechos humanos, a través de las ciencias –por ejemplo mediante la diseminación del conocimiento científico para mejorar la respuesta a los cambios medioambientales–, a través de la cultura –construyendo puentes entre culturas, salvaguardando y promoviendo el patrimonio cultural y la creatividad– y mediante la comunicación y la información –facilitando la libre circulación de la información y las ideas”, dijo el presidente tras su elección. “No cabe duda de que la UNESCO sigue siendo un faro de esperanza en un mundo manchado de intolerancia y desesperanza”.

Ver PDF

 

Noviembre 2017
L M X J V S D
30 31 1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 1 2 3

Para ver la dedicatoria de nuestra Directora General, pulse AQUI