Categoría: Notas de Prensa

En el Centro UNESCO Getafe-Madrid “Tenemos el corazón roto”, tal y como expresó la Directora General de la UNESCO Audrey Azoulay el pasado 15 abril.

La Catedral de Notre Dame en París, inscrita en la Lista de Patrimonio Mundial desde el año 1991, es un símbolo histórico, arquitectónico y cultural no sólo de Francia, sino de toda la humanidad. Es por eso que el incendio ocasionado el 15 de abril, supone un daño tan grave y una pérdida irreparable para todo el mundo.

 

Desde el Centro Unesco Getafe-Madrid no podemos sino unirnos al sentir colectivo por esta gran pérdida, y animamos a que el espíritu solidario y colaborativo que se está viviendo estos días, continúe y se haga efectivo.

Esta solidaridad entre pueblos nos demuestra que entre todos podemos solventar las adversidades y ayudar a cimentar diferentes valores de concordia o de superación por los que se trabaja día a día en la Unesco, convirtiendo las calamidades en oportunidades para mejorar.

A partir de este momento, se abren dos importantes vías de reflexión en torno a este suceso. Por un lado, las medidas existentes en torno a la protección de la Catedral y la importancia de mantener en un estado óptimo de conservación el Patrimonio Mundial que todos compartimos. Por otro lado, el debate sobre las diferentes y mejores opciones para su recuperación, en los que sabemos que el papel de la Unesco será determinante para avanzar en esta restauración.

Publicado el 20 Abril 2019
Visto: 411